¿Alguna vez te has encontrado con que tu hij@ se queja por un dolor de cabeza, de barriga de oído o un rasguño y necesitas un remedio inmediato?

Entonces éste botiquín está hecho para ti, con tan sólo seis aceites esenciales te pueden ayudar en esos momentos en los que tienes que sacar los súper poderes de mamá. A mi me han sacado de más de un apuro.

El aceite esencial de Lavanda es el único que les aplico puro en mis hijos porque es extramadamente suave, el resto siempre lo diluyo.